Reflexión 

Cuando vienen a practicar a mi dojo, me preocupa menos el que desarrollen una técnica excelente, que el modo en que el entrenamiento influye en su calidad de vida. Me siento satisfecho cuando los estudiantes disfrutan de su entrenamiento en el dojo, y se quedan cuando hacen amigos, y cuando su experiencia en Aikido les enriquece.(M. Saotome)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: